Esculpiendo la Psique de un PJ

Saludos futuros protagonistas de epopeyas y asesinos de dragones.

Algunos de vosotros os habréis visto en una situación como esta alguna vez:

Tus amigos y tu vais a empezar una nueva campaña de rol. Tienes unas ganas locas de jugar con ellos, pero hay un millón de opciones en el manual y ninguna termina de hacerte click (o quizá ya lleves jugando a esto años y todas las opciones te parezcan que las tienes muy vistas). O quizá tengas una idea mecánica de que raza y clase quieres que sea tu personaje, pero te falta una personalidad e historia convincentes, y no se te ocurre nada.

Acabas dejando elegir a tus compañeros y escogiendo “lo que falta” jugando un personaje genérico del que no estas particularmente enamorado. Le falta personalidad y chica comparado con otros personajes que has jugado en el pasado, o con otros personajes de la mesa…

Y piensas, “bueno, escribir un personaje así es muy difícil, no se me ocurre nada y me lo paso bien jugando y ya esta” 

Bien: Te equivocas, jugador imaginario creado para darle validez a este argumento, y tu error no ha sido no saber por donde empezar a escribir ese memorable personaje, ha sido pensar que es difícil.

Permíteme guiarte en este proceso:

Primero elige un Tema. Si, no es algo exclusivo de mazmorras y tramas, en este blog le ponemos un tema a todo.

El tema de un personaje va a ayudarte a definir su personalidad. Es la arcilla sobre la que vamos a esculpir el resto del personaje, y entorno a lo que van a girar la mayoría de tus decisiones.

Un tema puede ser el heroísmo, la bondad, la astucia, la venganza, la ambición, la inocencia, el remordimiento… Es, cuando simplificas al máximo al personaje, la idea central que lo representa. La rebeldía en Han Solo, la lealtad en Samsagaz Gamyi o la bondad en Superman son buenos ejemplos de temas que definen al personaje.

Una vez elegido el tema, toca matizarlo. No todas las personas buenas lo son de la misma manera, y dos personajes pueden enfocar el mismo tema de forma completamente distinta. Para ello vamos a elegir Los Medios que va a utilizar el personaje para expresar ese tema.

Los medios van a ser una de las decisiones que mas van a afectar a como juegas el personaje, pero no hacen referencia a su equipo o sus habilidades, si no a su forma de expresar su tema. Ron Weasly y Sam Gamyi comparten tema (la lealtad) pero donde el primero la enfoca desde la lente de la amistad, el segundo se ofrece (literal y metafóricamente) como muleta para Frodo.

Los medios te van a permitir matizar que tipo de persona es, mas allá de su tema y va a permitirte vislumbrar posibles temas secundarios. Alguien bondadoso que le planta cara a los abusones tiene un tema secundario de valentía, mientras que alguien que en lugar de eso da limosna a los pobres, tiene uno de compasión.

No te preocupes si por ahora tu “Clérigo Bondadoso que le planta cara a los abusones” parece muy plano, por que ahora toca elegir una Contradicción. 

Una contradicción es una faceta del personaje que trabaja directamente en contra de su tema. Todos tenemos contradicciones y es precisamente eso lo que hará que tu personaje parezca real.

Un mago ambicioso puede ser terriblemente vago, una honorable paladina puede pensar que el fin justifica los medios, Han Solo es un rebelde pero opta por el camino fácil y se conforma al sistema en vez de luchar contra el y Sam Gamyi en realidad no quiere estar ahí y está aterrado un gran porcentaje del viaje.

Una vez tengamos la contradicción, a partir de ella podemos buscar un Defecto. Los defectos son a las contradicciones lo que los medios son al tema: La forma que tiene el personaje de expresar ese conflicto interno.

La paladina que he mencionado antes puede caer en la crueldad cuando tiene un objetivo en mente y el mago ambicioso puede buscar peligrosos atajos hacia el poder. O también pueden ser cosas mas inocuas, como Sam, que se pasa quejándose y lamenándose todo el camino hasta el monte del destino.

Por ultimo vamos a ponerle la guinda al personaje y a elegir una Manía. Las manías son esos pequeños detalles que acaban de darle sabor al personaje, y que le dan un ultimo toque de personalidad a esa cuadrilla de características que hemos escogido.

Aquí el cielo es el limite, pero yo aconsejo elegir algo completamente no relacionado con ninguna de las otras características. A tu leal y cobarde mediano de nombre Sam le puede gustar cocinar. Tu barbara aasimar zelote del dios de la tormenta puede coleccionar flores…

Y con esto,  tendrías un personaje tridimensional y lleno oportunidades para desarrollar su historia. Solo tienes que encontrar unas excusas para esas características dentro del  mundo del juego (que probablemente hayan ido apareciendo delante de ti conforme pensabas en esto)

Simplemente recuerda que esto no esta grabado en piedra. Tu personaje puede (y debería) cambiar a lo largo de su carrera como aventurero. Al fin y al cabo, Sam acaba enfrentándose a terribles peligros y Han Solo acaba uniéndose a la rebelión.

Algunos diréis: ¿Y si simplemente tiro en las tablas de personalidad del manual del jugador?

Si, se puede hacer así, y puede ser un reto interpretar un personaje completamente generado al azar (o pueden ser de ayuda para inspirarte durante este proceso)

Sin embargo, a mi no me gusta utilizarlas por que me da la sensación de que limitan tus opciones de forma considerable.

 

Advertisement

2 thoughts on “Esculpiendo la Psique de un PJ

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s