5 consejos para dirigir a novatos

En mis años como master jamas he tenido un grupo habitual que no incluyese un novato.

Es una de las mejores cosas de las que puede disfrutar un director de juego:

Su cara de estupor la primera vez que le traiciona un npc, el entusiasmo en su primer hechizo espectacular, la tristeza en su primera muerte, el agobio en su primera pelea con control mental, la cara de frustración y posterior triunfo en su primera victoria por los pelos…

Pero también el placer de enseñar a alguien a jugar a tu manera, modelar sus virtudes y pulir sus vicios como jugador…

Y por eso da tanta  rabia escuchar historias de gente a la que el rol per-se no les disgusta como idea, incluso les atraía, y han sido lanzados a un grupo de desconocidos de mala manera diciendo “ale, a jugar” como si todo el mundo disfrutase del hobby de la misma manera.

Es por eso que hoy vamos a tratar unas pautas de buenas practicas para dirigir a jugadores novatos.

Nota: Cada jugador, veterano o novato, es un mundo, y puede que algunas de estas cosas no se apliquen a ti cuando eras novato, o no se apliquen al novato que tienes delante. Todos estos consejos están vistos bajo el prisma de hacer mas accesible el mundo del rol a quien quiera probarlo. Y por ende, aquellos novatos mas predispuestos a la interpretación, aquellos con experiencia en juegos de mesa o gente con pocos complejos requerirán menos cuidados.

Conoce a tus jugadores.

1- Un entorno familiar

Si se puedes evitarlo, no lleves a tu novato a unas jornadas y lo metas en una mesa llena de desconocidos.

Soy perfectamente consciente de que los jugadores y DMs de las jornadas van (o deberián) a dar lo mejor de si para que el novato se divierta… pero en el caso de muchas personas no van a ser capaces de soltarse en una mesa llena de desconocidos.

Un lugar mucho mas apropiado para cogerle el gusto a hacer el mongolo con dados es rodeado de amigos con los que ya tienes confianza. Invitar a un grupo de novatos a unas jornadas es una punto intermedio excelente para que puedan soltarse en un entorno familiar, y aprender a jugar en el salón de un colega es, en mi opinión, el mejor lugar posible.

Reduce su incomodidad.

2- El veterano correcto

Si vas a dirigir a un grupo de novatos que han mostrado interés por el rol pero no llegan a formar un grupo suficientemente grande, nunca es mala idea invitar a un jugador con mas tablas en el asunto.

Sin embargo, puede que tu amigo que interpreta genial pero cuyo juego favorito es paranoia y nunca ha no traicionado a una party no es la mejor opción. Tampoco recomendaría a tu otro amigo, el que sabe todas las reglas pero tiende a abrazas el foco de atención.

Es importante que el veterano que juegue haciendo de niñera de los novatos (ayudándoles con sus fichas, a distinguir cada tipo de dado…) tenga en mente que está cumpliendo una función en esa mesa.

Si estás invitando a un novato a tu mesa habitual, seguro que hay un jugador que sabes que hará un mejor trabajo como tutor, animales a sentarse juntos.

3- Keep it Simple 

Los personajes de nivel 1 están para algo. Piensa que el novato tiene mucho en su plato (una situación social nueva, una ficha de personaje, unos dados que no sabe para que son…) así que está en tu mano mantener algunas de esas cosas lo mas sencillas posible sin que dejen de ser divertidas.

Y esto no solo se refiere a los niveles de personajes y reglas. Igual un dungeón multinivel, una compleja intriga palaciega o una pelea a tres bandas no es la mejor forma de presentar el hobby a un abrumado novato.

Una trama sencilla y equilibrada en interacciones sociales, exploración y combate es lo ideal para que pruebe un poquito de cada cosa.

4- Permite que cree su propio personaje

No podría contar la cantidad de veces que he escuchado algo en las lineas de “Bueno, tu que eres el nuevo hazte un barbaro, que es mas fácil” o “Uf, quizá dejar que fulano juegue un mago no es lo mejor… al fin y al cabo es novato”

Esto me parece robarle al jugador de una de las mejores partes del rol, que es decidir tu propia fantasía, construir un personaje y dejarlo crecer.

Así que déjales experimentar y facilita que, si escogen una clase particularmente difícil, puedan aprenderla y jugarla de forma satisfactoria.

5- Deja que se equivoque/No le tortures

El novato, por su propia naturaleza, va a equivocarse. Y no solo me refiero a que va a usar el dado de 12 pensando que es el de 20.

Por la pura naturaleza del aprendizaje humano, va a querer experimentar y forzar los limites de esta nueva forma de entretenimiento. Va a hacer locuras. Va a ir solo. Va a correr a melé con su mago. Va a confrontar al grupo.

Todas esas son cosas que todos hemos hecho y que te enseñan cosas sobre el hobby. Déjale crecer de forma natural. Deja que la cague, y aplica las consecuencias, como harías con cualquier jugador.

Pero esto tiene otra cara. No le tortures por su novatez. Estate preparado para tener algo mas de manga ancha con sus acciones y locuras.


 

En ultima instancia, somos los camellos que tienen que asegurarse de que estos novatos crezcan para ser veteranos completamente enganchados a este hobby.

Como nos pasó a nosotros.

One thought on “5 consejos para dirigir a novatos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s