El planeta de los Gorros – Trabajando con estereotipos

Uno de los tropos en los que mas se cae al escribir una historia episódica es el planeta de  los gorros, en el que los protagonistas encuentras una población, lugar o cultura en la que todos sus habitantes comparten una o varias características distintivas.

Seguro que muchos de vosotros habéis caído sin quererlo en esto alguna vez. Los orkos son un pueblo guerrero, los enanos son unos cascarrabias bajitos obsesionados con el honor, los elfos son unos snobs estirados, los medianos unos ladrones…

Este tipo de tendencia a la hora de crear un mundo es muy cómodo.  Te permite no tener que currarte las diferencias culturales entre distintos países, por que los habitantes de esos países ya van a pertenecer a razas con unas características concretas (o directamente el país estará exclusivamente compuesto por una raza).

Sin embargo, cuanto mas grande es la población, mas difícil es vender este asunto. Una familia de orgullosos guerreros es creíble, una nación entera mucho menos.

El tropo del planeta de los gorros aparece de forma especialmente flagrante en la fantasía maquineista clásica de D&D, en la que las razas jugables son todas buenas y las razas monstruosas no lo son.

Y si ese es el tipo de mundo en el que tu y tus amigos os divertís, esta genial, pero para los demás, los que disfrutamos de comodidades de la vida moderna como internet, la calefacción y la narrativa moderna, pues tenemos que trabajar un poco mas.

El problema que nos presenta el planeta de los gorros es que es una buena fuente de drama a corto plazo. Si tus héroes se encuentran con un malvado dragón y saben que es malo, van a estar tensos desde el instante en el que lo vean.  Sin embargo, este es un efecto que dura poco, especialmente si van a ver a mas de una de estas criaturas. Se vuelve predecible, y por lo tanto aburrido.

Por otro lado, el planeta de los gorros viene con su propio satélite incorporado: El personaje que no es como los demás. Ya lo conocéis. El miembro pertenenciente a una malvada raza de elfos oscuros que se autoexilia por que es bueno y vive aventuras mientras busca un hogar…

Os tiene que sonar.

Bueno, pues aunque la épica de Drizz os haga creer que eso es un buen material para un personaje o una trama, os invito a que le echéis un vistazo mas de cerca. Si es cierto que todos los elfos oscuros son malvados, entonces Drizz tiene razón. Fin del drama. Un buen personaje necesita estar equivocado al principio de su historia.  

Sin embargo, el planeta de los gorros tiene una cosa muy buena y muy útil, y es que aunque no sea cierto en tu mundo, la asumpción de que lo es puede utilizarse para simular prejuicios dentro del mundo.

Derrepente “todo el mundo sabe” que los enanos son tozudos, a los medianos les gusta la siesta y que no te puedes fiar de la palabra de un gnomo. Aunque no sea cierto. Entonces ya tienes material para que los NPCs tengan opiniones sobre los personajes antes de conocerles, puedes subvertir expectativas, jugar con prejuicios y jugar a darle la vuelta

Por ultimo, una forma de seguir aprovechándose del poder del tropo sin caer en su peor uso es ponerle un gorro muy grande a la cultura en cuestión para luego matizar mil matices dentro de la misma. Si tus enanos son todos unos locos por el honor del clan, quizá haya acalorados debates filosoficos sobre que es o no honorable, habrá alguien dentro de cada clan que sea el guardián de los agravios, y el sistema legal estará muy construido entorno a esa idea. Quizá haya una casta de deshonrados a los que el resto de la sociedad trate peor… El cielo es el limite.


Lo importante es recordar que, si bien los estereotipos y los prejuicios existen, normalmente nacen de patrones generales dentro de una sociedad. Es decir, hay una tendencia a que los vascos seamos unos burros y los andaluces amen la siesta, y la tendencia existe, pero lo que no es de recibo es plantear que el estereotipo ES REAL. El estereotipo nace del patrón, no al revés.

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s