Las reglas no importan

Hará cosa de ocho años, en mi primer contacto con el rol, mi maestra me dirigió una partida abierta, enseñandome lo que había en sus notas y tras la pantalla. No me explicó nada sobre dados o modificadores o habilidades o acciones (yo era un ávido jugador de wargames en aquella época, y las nociones básicas de un juego de sumar modificadores y turnos con acciones era algo que traía aprendido de casa), pero me explico como establecer una CD en función de lo difícil que debería ser algo, que era el valor de desafío, como hacer NPCs…

Acto seguido, después de esa única clase, me presto la guía del Master de D&D 3.5 edición. Y punto. Procedí a devorarla como libro de mesilla de noche. Poco después me leí de forma compulsiva el manual de monstruos. En mi vida de rolero, yo imagine mi primera aventura mucho antes que mi primer personaje, y realmente no le eché mas que un vistazo superficial a el manual del jugador hasta que tuve que ayudar a  mis colegas a hacerse sus primeros personajes.

A donde quiero llegar, es que cuando empezamos a jugar, yo no tenía ni puñetera idea de las reglas. Sabía un puñado sobre el juego, sobre planos y monstruos, objetos mágicos, sobre crear mundos y poblarlos con npcs y ciudades… pero no tenía ni idea de que a que magias tenían acceso cada clase, o a que habilidades, o nada sobre las reglas básicas del juego.

Y, mis amigos, incluida mi maestra antes mencionada, honestamente tampoco. Todos eran tan novatos como yo o mas, y la que me había enseñado solo tenía el manual del director de juego. Ninguno nos habíamos ni mirado el manual del jugador antes de empezar, y la mayoría nunca leyó nada que no estuviese relacionado con su clase.

Sin tener ni idea de las reglas jugamos durante tres años que ocuparon dos campañas. En esa mesa había mas reglas caseras que jugadores, así que me puse a intentar hacer mi propio juego, con jet packs, y lanzallamas… Pero esa es otra historia…

A donde quiero llegar es que NO NECESITAS LAS REGLAS PARA NADA. Nosotros estuvimos jugando a sabe dios que durante años, viviendo épicas aventuras y pasándonoslo genial.

No quiero decir que las reglas sean irrelevantes o que den igual. Seria mucho mas difícil ponerse a jugar sin un marco de reglas común que te permita adaptarlas a tu situación particular. La existencia de las reglas, o al menos la ilusión de la misma, da una tranquilidad y una herramienta para arbitrar situaciones entre el mundo de juego y los jugadores, entre jugadores o entre el director y los jugadores.

Si alguna vez habéis probado las mieles del rol por foro o por chat old school, sabréis que sin reglas ni director es absolutamente inevitable que un jugador diga “pasa esto” y otro salte “no no pasa” y surja un conflicto que no se resolverá fácilmente.

Sin embargo es en esos mismos foros y chats donde se puede ver que, con un acuerdo minimo hacia unas reglas muy sencillas, hay gente que rolea durante horas y miles de palabras.

Así que, si, las reglas tienen un uso, conviene aprenderse el sistema poco a poco, pero que no conocer las reglas no te detenga a la hora de comenzar en este hobby. No necesitas mas que ganas, amigos y algo de imaginación para ponerte a ello. Las reglas, los sistemas, los números… todo eso te llegará de forma natural, simplemente a base de jugar y jugar.

Las reglas son una herramienta, no el juego. El juego es lo que hacéis tus amigos y tu en la mesa.

Advertisement

One thought on “Las reglas no importan

  1. ¡Bravo! Suscribo tu opinión. Siempre he defendido que con que quien narre se sepa las reglas o incluso sin reglas, se puede jugar. Lo importante es la historia y hacerla entre todos.

    Habrá grupos que gusten de la sensación táctica que pueda dar en la mesa acomodarse al 100% a las reglas de un sistema, pero del mismo modo hay otros muchos que disfrutan de la libertad de agarrar o soltar las reglas según la situación que esté ocurriendo, adaptarlas o hacer reglas de casa para según qué situación. Cada quien juega en su mesa como más le agrade, pero es bueno mostrar públicamente que no todos los juegos (o mejor dicho) no todas las historias, tienen por qué jugarse con reglas férreas.

    Un saludo. Buen artículo.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s