Homo Dungeonicus

De todas las divergencias evolutivas de la historia reciente de la especie Homo, el Homo Dungueonicus es probablemente una de las mas fascinantes.

Emparentado de cerca con el Homo Wargameriensis y el Homo Gamericus, y presentando múltiples convergencias evolutivas con el Homo Larpiaricus, estos individuos son una de las escasas subespecies de homo que ha sufrido una regresión a un estilo de vida cavernicola.

Encerrados en sus grutas, lejos del sol y el ejercicio físico, los integrantes de esta curiosa subespecie de hominidos sufren una enorme mutación en el lóbulo frontal que les impide percibir la presencia de las hembras de su especie excepto fuera de las épocas de celo.

En algunos casos, esta mutación es tan intensa que son capaces de ignorar o apropiarse de obras o construcciones enteras realizadas por una de sus compañeras de especie. En los raros casos en los que la realidad se impone a esta deformidad, los individuos de Homo Dungeonuicus reaccionan de forma violenta y reaccionaria.

Su cultura, en la que los cuenta cuentos tienen una gran importancia, parece ironicamente atascada en una constante repetición de los mismos mitos, rara vez actualizados. Es en los margenes de esta estricta y tradicional sociedad donde surge la innovación narrativa y las nuevas leyendas para cada tribu, que son habitualmente ignoradas y despreciadas por los miembros ya establecidos.

La economía de estos seres, parece estar intensamente basada en el concepto de la aportación a la comunidad. Cuanto mas aporte un individuo, ya sea de forma material o espiritual, mas estatus parece tener en la comunidad. Esto hace que sus cuevas estén repletas a reventar de pinturas y grabados muy similares entre ellos, ya que les gusta regodearse en las pequeñas diferencias entre las mismas.

Lamentablemente, el declive de esta especie parece imparable. Desde el cierre de las reservas de conservacion de la biosfera de Googleplusandia cerraron, se han visto obligados a emigrar a las fértiles pero hostiles tierras de Twitteria, donde su estilo de vida cavernario y endogámico corre un grave peligro.

La OCHD (Organizacion por la Conservación del Homo Dungeonensis) ha iniciado una campaña de recaudación de fondos para conservar esta bella especie y su interesante cultura. Aporten en el enlace inferior y llevense a casa una muestra única de una de las obras de esta subespecie de hominidos.

El enlace. 

 

 

Advertisement

One thought on “Homo Dungeonicus

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s